La caricatura se basa en la observación y en la exageración: detectar lo característico y amplificarlo. Nunca ha dejado de fascinarnos ver cómo las cosas representadas de esta manera, son más ellas mismas de lo que son en realidad (algo así como una hiperrepresentación).

Tras años de viajes dibujando miles de caras y cabezas, nos hemos instalado en Tropicatura para emplear nuestras habilidades de manera indiscriminada y embarcarnos en la hiperrepresentación de todo lo demás

Una vida consagrada al noble arte de la Caricatura nos ha permitido tratar con miles de personas y ver muchas cosas. Atesoremos un singular corpus de conocimientos y un monton de ideas que estamos deseando compartir con todos ustedes.

Carlos Criado y Rafael Caballero